MADDALENA Una carretera bordea toda la isla y da, durante sus 45 km, sensacionales panoramas: granitos y pórfidos delimitan tramos escarpados, ensenadas solitarias, calas silenciosas, playas blancas y océano azul; en lo que tierra adentro se alargan las suaves colinas. La Maddalena es la primordial isla de este archipiélago, el más grande no solo del territorio histórica de Gallura, sino de toda Cerdeña, compuesto por bastante más de 60 islas e islotes. La isla es la meta ideal para unas vacaciones en busca de bellezas naturales: a 3 kilómetros del centro, un camino que atraviesa la maquia mediterránea lleva a la ría de cala Francese, conocida por su cantera de bonito granito, fuente de riqueza a lo extenso de siglos. Al norte, calas de dunas de arena blanca finísima, rodeadas por piedras modeladas por la erosión: Cala Lunga, Monti d’Arena y Bassa Trinita, playa dominada por una congregación del s. 

 La isla, habitada en la prehistoria, ha sido abandonada tras la caída del Imperio romano de Occidente hasta el s. Gracias a su postura estratégica, paso obligado por el estrecho de Bonifacio, se usó como puesto defensivo avanzado, siendo declaración de eso las distintas fortificaciones, abiertas al público para su visita; justamente, la localización de la isla atrajo el interés, entre otros, de Napoleón Bonaparte, derrotado por la flota capitaneada por Domenico Millelire (1793), originario de La Maddalena. A lo largo de un largo tiempo se usó como base de la Marina italiana y de la Marina de Estados Unidos, que abandonaron de manera definitiva la isla a inicios de 2008. estaban atracados en Santo Stefano, cuarta isla del archipiélago por tamaño. La urbe, la exclusiva del archipiélago, cuenta con once mil pobladores. Su puerto está orientado hacia Palau, de la cual queda a 15 min en barco. En la sacristía es viable ir a el Museo Diocesano de Arte Sacro, donde se plantea el tesoro de la santa jefa, que comprende el crucifijo y 2 candelabros de plata donados por el almirante Nelson (1804). En el puerto de cala Gavetta se levanta una columna con la efigie de Giuseppe Garibaldi, que vivió los últimos 26 años de su historia en Caprera, unida a la Maddalena por el paso de la Moneta, un istmo artificial de 600 m. La segunda isla más enorme del archipiélago era el ‘jardín’ del Héroe de 2 universos, conocida hoy por el Compendio Garibaldino, el museo más visitado de Cerdeña. El verde incontaminado de la isla está rodeado por el azul del océano que penetra en espléndidas ensenadas, a cual más bella: resaltan cala Coticcio, la Tahití sarda, la cala de los Due Mari y la playa del Relitto. A Stagnali, metrópoli militar a lo largo de las guerras internacionales, hoy centro de enseñanza medioambiental, está el Museo Geominero Naturalista, donde tendrás la posibilidad de admirar piedras y minerales raros, como grandes cristales de cuarzo, arenas de playa y fósiles. En la urbe, tendrás la posibilidad de seguir la ruta cultural visitando el Museo del Océano y el Museo Arqueológico Naval Nino Lamboglia, dedicado a los restos de Spargi, una nave oneraria romana, que naufragó en las aguas de la espléndida tercera isla del archipiélago hacia el año 120 a.
公開中 1 to 1 of 1 写真.
100% 3 0
 36観覧   2022-09-23
コメントするには ログイン するか 登録 をしてください。